LOVERA: “MACRI NO CUMPLIÓ SU PROMESA DE CAMPAÑA, Y TERMINAMOS TRABAJANDO EN UN PROYECTO DE LEY SOBRE FIN DE AÑO”

“Si bien sabemos que este no es el proyecto que canaliza todo lo que pretendemos quienes somos representantes de los trabajadores, sí es el que más se asemeja a un puntapié inicial para ir tratando de ver si logramos eliminar definitivamente este impuesto injusto al salario”, señaló ayer el senador nacional por La Pampa, Daniel Lovera.

LOVERA: “MACRI NO CUMPLIÓ SU PROMESA DE CAMPAÑA, Y TERMINAMOS TRABAJANDO EN UN PROYECTO DE LEY SOBRE FIN DE AÑO”

Para el legislador, “no fue fácil tener un acuerdo parlamentario de distintas fuerzas políticas para lograr sacar un dictamen. Nos hubiera gustado debatirlo -como decía el compañero Daer-, durante todo el año calendario. Lamentablemente, nos encuentra en una situación a diez días de terminar el año, y hoy estamos en esta encrucijada teniendo que tomar una decisión. Por eso es que sentimos que a veces el gobierno no mide con la misma vara las mismas situaciones que tienen controversias fiscales que representa determinado impacto para las provincias”, afirmó.

“Y digo esto porque no hemos escuchado, cuando se le quitó la retención al campo o se quitó la retención a las mineras, que se haya convocado a los gobernadores para debatir cuál era el costo fiscal que tenía en las provincias. Ahora sí, cuando se trata del tema del salario de los trabajadores empiezan a surgir los fantasmas del desfinanciamiento que tienen las provincias. La verdad, nos hubiera gustado a todos debatir este tema con tiempo, todos coincidimos que, inclusive, que existe una promesa de campaña incumplida que estábamos esperando: no era solo que se iba a mejorar sino que se iba a eliminar el impuesto a los trabajadores, el impuesto injusto de ganancias al salario. Pero bueno, hoy nos encontramos en esta situación. Agradezco la presencia de la CGT, y si bien este no es el proyecto que quisiéramos, sí es el proyecto posible para dar un total apoyo a esta media sanción que vino de Diputados”, agregó.

Lovera coincidió con su par Pereyra, “el bloque PJ-La Pampa va a acompañar esta media sanción que viene de Diputados, y ojalá que a esto lo podamos terminar y que deje de angustiar a la gran masa de trabajadores que tiene la Argentina, que lo van a agradecer enormemente; y debemos decir que siempre, el movimiento obrero argentino está dispuesto a debatir, el año que viene, en una mesa multisectorial, para ver cómo podemos hacer que esto sea más justo y más equilibrado para toda la masa de trabajadores argentinos”.

Desmanejo

En declaraciones a la prensa, Lovera sentenció que Macri demuestra “que no tiene manejo político. Durango y yo vamos a votar el proyecto que tiene media sanción de diputados, de un lado están los banqueros, las mineras, el juego, y del otro lado están los trabajadores”, explicitó Lovera en la consulta. “Si bien esta ley no satisface plenamente los requerimientos del movimiento obrero, porque el salario no es ganancia, el proyecto que estamos analizando y que ha sido tratado en Diputados va en concordancia y se asemeja con lo que siempre hemos planteado desde el Justicialismo, es un paso adelante, aunque lejano a la promesa que hizo el Presidente en campaña, que dijo eliminar el impuesto a las ganancias a los trabajadores, y dijo: ‘hay que dejar de meterle la mano en el bolsillo de los trabajadores”.

Este gobierno, siguió, “desde lo ideológico, no usa siempre la misma vara para las medidas que tienen impacto fiscal, ¿alguien escuchó al Gobierno preocupado o llamando a los gobernadores para analizar la situación cuando produjo la reducción de retenciones a las mineras y al campo como lo hace ahora? No, solo hablaron del efecto multiplicador de la medida, porque para ellos la baja de recaudación de impuestos para estos sectores es una inversión, y la misma medida pero a favor de los trabajadores es un gasto‘, disparó el senador pampeano”.

“Este Proyecto viene a hacer justicia a ese amplio sector de la población que se ve esquilmado por la avidez del fisco de hacerse de recursos fruto directo del trabajo de los asalariados. Si bien este ‘manotazo’, esta ‘confiscación’ del salario la venimos sufriendo desde hace más de una década, este año se ha sentido con particular ímpetu y mayor saña, porque se suma a la inflación, que acumulada, supera el 40% anual y destruye cualquier economía doméstica. El Gobierno Nacional dice que hay que apelar al diálogo, es justamente lo que hemos hecho, consensuando entre expresiones políticas disímiles con representación en el Congreso un texto que cierre una ecuación nada sencilla”, añadió Lovera.

“Morigerar la avidez impositiva del Estado, alivianando la carga a los trabajadores y planteando de dónde se sacarán los recursos que no ingresarán al erario por la quita al Impuesto a las Ganancias”, desarrolló Lovera. “Yo me pregunto de manera reflexiva: ¿quién puede estar en contra? ‘de un lado están los banqueros, las mineras, el juego, y del otro lado están los trabajadores”, resaltó. “Si hay que ayudar al Gobierno, estamos dispuestos -continuó-, buscamos la manera de favorecer a los trabajadores y, a la vez, retomamos impuestos que tienen mucho más sentido que Ganancias. Pero lamentablemente una vez más el Gobierno sale furioso a defender a los que más tienen. Demuestra que solo le importan los trabajadores en algunos discursos. Nuevamente hacen presión en todos los medios de comunicación hablando de la catástrofe que será aprobar Ganancias, cuando deberían explicar qué sucedió con la promesa de campaña que aún resuena en los oídos de la clase trabajadora, cuando el propio Macri juraba que si era presidente los asalariados no pagarían más ese impuesto. O también podrían explicar el ‘tuit’ que el dirigente de Cambiemos, Ernesto Sanz, enviaba el 8 de julio de 2013 y decía: ‘Al trabajador le cobran ganancias y al delincuente le dan el blanqueo’. El modelo Hood Robin, donde los laburantes mantienen a los ladrones”.

“Muchos gobernadores, legisladores y dirigentes hemos aportado a la gobernabilidad, con la convicción de que hay urgencias que requieren el aporte de todos, “pero lo que no podemos es colaborar con el déficit político y la falta de un plan de este gobierno -profundizó el senador-. Y esta situación genera incertidumbre, genera angustia en las familias argentinas, que nos piden al sistema político y dirigencial que sepamos postergar las diferencias y seamos capaces de establecer metas comunes, consensuadas para el bienestar de todos”.

“Nosotros hemos dado muestras de nuestro compromiso con la democracia, con el respeto por las instituciones. Pero eso no significa que renunciemos a nuestros ideales, a defender al pueblo trabajador”, explicó.

“Lo que debería hacer este Gobierno es asumir sus errores y renunciar al permanente ataque hacia los trabajadores, que deje de agitar los fantasmas y temores como única respuesta a la falta de un plan integrador. Esperamos que el Presidente convoque a un verdadero diálogo político con ánimo de consensuar políticas comunes, no a un llamado a conversar para que se haga solo lo que él quiere. Está en sus manos, señor presidente Macri, la posibilidad de convocar a ese diálogo maduro que permita generar los acuerdos que Argentina necesita”, espetó Lovera.

“Nosotros en La Pampa no cambiamos, siempre manifestamos lo mismo, lo hizo el exsenador nacional y actual gobernador de La Pampa, Carlos Alberto Verna, presentando cuando fue senador proyectos de ley similares en los años 2010; 2012 y 2014, con el objetivo de fortalecer el poder adquisitivo de los trabajadores argentinos, el Consejo Provincial del Partido Justicialista, distrito La Pampa, se manifestó a favor del proyecto que tiene media sanción y que fue fruto del entendimiento democrático de múltiples fuerzas políticas que acordaron una solución al reclamo de millones de argentinos, las CGT Zona Norte y Zona Centro Sur de la provincia de La Pampa se manifestaron a favor de la media sanción de Diputados, por lo tanto, ‘el voto de la senadora Durango y mi voto van a ser a favor del proyecto que tiene media sanción, nosotros, por convicción, siempre vamos a estar a favor de los trabajadores”.

 

Fuente:  La Reforma