¡EL ETIQUETADO FRONTAL DE ALIMENTOS ES LEY!

Para saber qué comemos, para frenar el marketing engañoso, para mejorar la asistencia alimentaria, para cuidar lo que se come en las escuelas y para garantizar una mejor salud, hacía falta una ley.
Soy autor de uno de los proyectos que se unificaron para llegar al texto que hoy se sancionó, y no podría estar más orgulloso.
La información clara, explícita y completa nos hace más libres y saludables.

¡EL ETIQUETADO FRONTAL DE ALIMENTOS ES LEY!